Historia del amplificador de guitarra

922 28 95 12
Historia del amplificador de guitarra

Para las empresas de sonido en Tenerife, un buen amplificador es una parte vital para la calidad de cualquier espectáculo musical que se precie, ya que gran parte de la calidad del sonido y la riqueza de matices dependen de él.

No es de extrañar, por tanto, que se le otorgue una especial importancia a este elemento indispensable para las empresas de sonido en Tenerife. No en vano ha cambiado la historia de la música.

Para darte cuenta del contexto musical previo al uso de amplificadores, tienes que recordar que, al no existir, cuando alguien acudía a un acto como una conferencia o un concierto, era necesario un silencio absoluto, ya que de otra forma, si el recinto era de demasiado grande, podría no escucharse bien.

Los primeros amplificadores aparecen en la primera mitad del siglo XX, en concreto allá por los años 30, y pese a que en un principio no fueran diseñados para guitarras, su uso para este fin se vuelve muy popular entre los años 30 y 40. La música hawaiana fue quizás la primera en utilizar amplificadores de forma habitual.

Como es natural, las principales figuras musicales de la época se comienzan a interesar por los amplificadores e incluso a experimentar con ellos para lograr nuevos sonidos de sus guitarras. En los 50 se saturaban a propósito los amplificadores para lograr efectos de distorsión. Figuras de la talla de Chuck Berry o Ike Turner estarían entre ese grupo de pioneros de la experimentación. Aunque más tarde hubo algún problema de falta de sonido en grandes estadios en los 60, finalmente con el paso de los años la tecnología terminó con los problemas de amplificación.

En Óscar Molowny, S.l. somos especialistas en sonido e iluminación y te asesoraremos sea cual sea tu necesidad. No dudes en visitarnos.

haz clic para copiar mailmail copiado